Soporte

Heladeras

Localice un área sombreada para colocar el refrigerador. Realice una comprobación regular. Adopte una nueva forma de congelar los alimentos. Estos consejos pueden mejorar el rendimiento energético de su refrigerador.

Piense dónde coloca la heladera:
• Puede ahorrar mucha energía si coloca el aparato en un lugar fresco; evite colocarlo junto a fuentes de calor como hornos y radiadores, o a la luz solar directa.
• Intente aislar el refrigerador de las fuentes de calor de la pared o del suelo.

Descongelación para heladeras tipo frost:
• Las descongelaciones frecuentes mantienen a la unidad del evaporador libre de capas gruesas de hielo, permitiéndole funcionar con mayor eficacia. El momento adecuado es cuando la capa de escarcha alcance un grosor de unos 3 a 5 mm.

Cierre las puertas:
• Cambie los sellos de la puerta de la nevera si cree que la puerta no cierra bien.
• Quite el polvo de la nevera. El condensador de la parte trasera y el espacio debajo de la nevera deben estar sin polvo y sin restos de alimentos.
• Procure no mantener la puerta abierta durante largos períodos, ni abrirla con mucha frecuencia. El aire caliente entra en el compartimento y hace que el compresor se ponga en marcha sin necesidad.
• Verifique que no haya obstáculos que impidan el cierre adecuado de la puerta del frigorífico.
• Muchos aparatos Electrolux están equipados con alarmas de puerta abierta.

Enfríe primero:
• Los alimentos calientes deben enfriarse antes de guardarlos en el frigorífico. El vapor contribuye a formar escarcha en el evaporador. Sin embargo, por razones de higiene, no deje los alimentos a temperatura ambiente demasiado tiempo.
• Descongele los alimentos en el frigorífico. Así asegura un descongelado más seguro y el uso óptimo de la unidad de refrigeración.
• La temperatura adecuada es en torno a 4-5 °C.

Después congele:
• Los alimentos que se vayan a congelar (una vez fríos) se deben colocar en el frigorífico antes de trasladarlos al congelador.
• Evite la formación innecesaria de escarcha en el armario; para ello, envuelva los alimentos en paquetes herméticos antes de introducirlos en el congelador.
• La temperatura adecuada es entre -18℃ y -20℃.

 
Enviar a un amigo

Enviar a más amigos

Vista previa del correo electrónico Hola, quizás le interese esto

Cerrar