Soporte

Lavavajillas

Hoy, nuestros lavavajillas más eficaces consumen 12 l de agua: una reducción del 37% en los últimos 10 años. Los lavavajillas pueden reducir el consumo de agua hasta un 80% con respecto al lavado a mano en una familia media.

Uso de la sal
Ajuste la dosificación de sal según la dureza del agua de su zona. ¿Por qué es importante? Porque el lavavajillas necesita un nivel determinado de dureza de agua para limpiar perfectamente los platos.

Programa automático
No tiene que decidir el programa más adecuado para los platos, deje que el lavavajillas decida por usted. El lavavajillas modifica el tiempo, la temperatura, el agua y la energía según el contenido y el nivel de suciedad para asegurarse de que los platos se lavan con el máximo de efectividad y eficiencia. Una variación de temperatura entre 45 °C y 70 °C es adecuada para todo, desde las copas hasta las sartenes.

Lógica difusa
El lavavajillas puede detectar la carga utilizando lógica difusa. Así, ajustan consecuentemente la duración y el consumo de agua, para asegurarse de no utilizar demasiada agua. Puede tener la tranquilidad de que el lavavajillas se adaptará perfectamente para lavar con carga completa o con media carga.

Apague el lavavajillas cuando no lo utilice. Si lo deja en espera se produce una pérdida de energía innecesaria.

 
Enviar a un amigo

Enviar a más amigos

Vista previa del correo electrónico Hola, quizás le interese esto

Cerrar